);

El discrimen en el empleo no es un asunto nuevo. Solamente el nombre o dirección es suficiente para rechazar un candidato a empleo. Existen muchas maneras de discriminar un candidato a empleo: género, edad, raza, religión, matrimonio, orientación sexual, incapacidad y últimamente, desempleo. Es correcto, desempleo.

Cuando estaba en la universidad pensaba que los candidatos desempleados tenían una ventaja al no tener que explicar porque buscan un nuevo empleo (abandonando a su patrono). El reclutador puede pensar “Si te contrato, puedes hacerme lo mismo”. También crea otras inquietudes.

  • ¿Está buscando trabajo durante horas laborales?
  • ¿Se reportó enfermo para poder asistir a la entrevista?
  • ¿Renunciaría a la empresa si tenemos situaciones similares a las de su patrono?
  • ¿Por qué no ayuda al patrono con su situación actual?
  • ¿Abandona el barco antes que se hunda?
  • ¿Está evadiendo un conflicto laboral?
  • ¿Su patrono sabe que busca empleo?

En esta situación, justificar convincentemente que es un empleado leal con sentido de pertenencia no parece una tarea fácil. Además, los candidatos desempleados tienen una ventaja: disponibilidad inmediata.

Como reclutadora, busco la manera de ser lo más objetiva que pueda, evitando prejuicios. Si el candidato cumple con los requisitos mínimos del puesto coordino entrevista inicial por teléfono. Uno de los propósitos principales de la entrevista inicial es conocer la disponibilidad del candidato. Los candidatos desempleados pueden estar disponibles inmediatamente. Algunos patronos no pueden darse el lujo de esperar las dos semanas que idealmente el candidato desea brindarle a su patrono para transferencia de conocimiento. Si el candidato está disponible inmediatamente probablemente no está contento con su patrono. ¿También renunciaría sin previo aviso si lo contrato?

En mi experiencia, excelentes candidatos pueden estar empleados o desempleados. Los reclutadores debemos enfocarnos en su potencial. Lo que me hace cuestionarme por qué se discrimina a los candidatos desempleados. ¿Será porque es una manera rápida de trabajar las cientos de respuestas recibidas al anuncio de empleo o realmente existe un prejuicio? Me gustaría saber y pienso que vale la pena investigar. ¿Estás de acuerdo?